Las pequeñas alegrías ni se alquilan ni se venden.

No hay comentarios: